Sin duda su carácter tranquilo y amable facilita las relaciones entre los pacientes y la clínica. Da seguridad a las personas que por primera vez nos visitan y se encarga de que toda la labor administrativa esté al día.